Qué NO debes esperar si quieres ser Community Manager

Publicado el 17 de Julio de 2013 por dani en Internet y Social Media

 

¿Y tú? ¿No eres community manager? Sin duda, esta profesión, tan reciente como tremendamente extendida, ha sido víctima de la vertiginosa celeridad de la red. Muchas empresas han ido incorporando esta figura a trompicones o sin demasiado convencimiento. Sencillamente porque si otras la tienen, por algo será.

En este sentido, el community manager se ha convertido en una de las profesiones más demandadas en los últimos meses. En casi la única, vamos. Este hecho ha provocado que multitud de profesionales reorienten sus carreras en busca de una nueva oportunidad laboral. Una actitud perfectamente comprensible. Ahora bien, si aún te lo estás pensando, toma nota de algunas cuestiones que harías bien de NO esperar si quieres ser CM:

- Una palmadita en la espalda: a todos nos gusta que, de vez en cuando, nos feliciten por nuestro trabajo. Si vas a ser CM, debes saber que un Like, un RT o un comentario positivo serán, seguramente, tus mayores refuerzos positivos. Lo que no te de tu comunidad, te será difícil encontrarlo dentro de la empresa. Bueno... Los problemas seguro que te llegan.

- Un horario fijo: las redes no abren a las 9h y cierran a las 19h. Piensa que, en cualquier momento, puede aparecer una duda o comentario que deberás resolver lo más rápido posible.  Aprende a convivir con ello y planifícate todo lo que puedas: buscar las mejores horas del día para publicar, aprovecha tiempos muertos para sacar resultados, analizar la competencia...

- Resultados inmediatos: no te propongas conseguir objetivos a corto plazo. Deberás luchar por hacer entender a tu superior que las redes sociales tienen su propio ritmo y no se pueden forzar como una máquina ensambladora. Una comunicación más agresiva, lejos de conseguir más ventas, provocará la huida de nuestros fans o seguidores.

- Forrarte: si no perteneces a una gran empresa, no esperes que tu trabajo se vea altamente recompensado. En la mente de muchos empresarios aún existe la idea de que el CM es el que está todo el día en Facebook. Luchar contra este cliché es complicado, pero si mantienes reuniones periódicas y pasas informes sobre la estrategia y los resultados conseguidos puede ser un poco más fácil.

- Que los demás entiendan y valoren tu trabajo: en relación al punto anterior, el resto de tus compañeros seguramente tampoco entenderán tu papel en la empresa. Para ellos, tu trabajo no será demasiado importante. Una buena manera de conseguir apoyos es conversar con ellos durante la hora de comer. Háblales de monitorización, de KPI, de análisis de la competencia, de engagement... Quizá así consigas hacerte respetar un poco más.

Y hasta aquí puedo leer... Para el próximo post, cinco puntos más. Y recuerda que, a pesar de todo, ser CM mola ;)

 

Comentarios

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.
Cerrar