Comprar seguidores en Redes Sociales

Publicado el 26 de Agosto de 2014 por dani en Pymes y emprendedores

Aumentar seguidores en tus redes sociales no es como abrir unos Donettes. Aquí no salen “amigos por todas partes”. Sólo la constancia y el trabajo bien hecho nos ayudarán a mejorar las cifras de fans y followers de nuestras cuentas sociales.

Escribí hace un tiempo un post con algunas pautas que pueden ayudarnos a crecer nuestra lista de seguidores en Twitter. En esta ocasión, quiero desacreditar una tendencia que cada vez me molesta más: la compra de seguidores y Likes.


Para algunos community managers, esta práctica es una manera más de aumentar la popularidad de las cuentas que gestionan. Incluso puede ser una fórmula para mantenerte en el cargo si tienes el objetivo corporativo de conseguir X fans antes de que acabe el mes… Pero la ética y la reputación final de la empresa me hacen desaconsejar este modo tan rápido como volátil de maquillar nuestros KPI.


Pues allí voy… Os dejo a continuación algunos de los motivos que me hacen desaconsejar la compra de engagement en redes sociales:


- Los números cantan: si quieres tener credibilidad no es aconsejable que tus seguidores vean que hoy tienes 100 fans y mañana 500. Un salto muy visible de esta cifra hará aumentar las sospechas y rumores de quienes ya nos siguen. Sin duda, una desmesura de este apartado estadístico puede ser altamente contraproducente.

- La calidad por encima de todo: comprar 10.000 seguidores falsos no servirá para aumentar el interés real por la cuenta. Ciertamente, puede que haya usuarios que se decidan a seguir una marca porque tiene muchos fans, pero por poco que vean que no responde a sus expectativas, acabarán dándole al botón del unfollow. Como responsables de la cuenta, debemos centrar nuestro esfuerzo en ganarnos esos fans de calidad que incluso lleguen a convertirse en prescriptores de nuestros productos.

- No satisface a los seguidores reales: a los fans convencidos no les aportará nada que la marca crezca exageradamente sus seguidores. Quizá sirva para alimentar los egos del community manager o del Dircom, pero no añade valor a la cuenta. Pensemos en otras fórmulas para ganar seguidores y contentar a nuestros fans; por ejemplo, podemos invertir el presupuesto de la compra de fans en algún sorteo o concurso divertido.

- Reputación online: el principal motivo para desaconsejar la compra de fans/seguidores es no poner en juego la reputación online corporativa. Sin duda, la percepción que una marca ha hecho “trampas” comprando fans nunca es una buena noticia y puede desencadenar en burlas y comentarios difíciles de gestionar.

Así que, ya sabes, mejor lento pero seguro; no sea que por querer correr más de la cuenta te acabes tropezando. Y si quieres llevar tus cuentas de un modo profesional, te recomendamos cualquiera de los cursos que verás más abajo ;)

Comentarios

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.
Cerrar